lunes, 25 de noviembre de 2013

Recursos Catequesis El año Litúrgico



Fuente: elrincondelasmelli


Fuente: enviada por Hno. Roque
Ruletas del Año Litúrgico:

Foto: Tras la llegada del Adviento –comienzo del año litúrgico- el domingo 1 de diciembre de 2013, en el próximo año 2014 estas son las fechas de las principales celebraciones cristianas y litúrgicas móviles del año:

Miércoles de Ceniza (Comienzo de la Cuaresma): 5 de marzo

Domingo de Ramos (Comienzo de Semana Santa): 13 de abril
Jueves Santo: 17 de abril
Viernes Santo: 18 de abril
Domingo de Pascua: 20 de abril
II Domingo de Pascua (Día de la Divina Misericordia): 27 de abril

Jueves de la Ascensión: 29 de mayo
Domingo de la Ascensión: 1 de junio
Domingo de Pentecostés: 8 de junio
Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote: Jueves 12 de junio
Domingo de la Santísima Trinidad: 15 de junio
Jueves del Corpus Christi: 19 de junio mayo
Domingo de Corpus Christi: 22 de junio
Viernes del Sagrado Corazón de Jesús: 27 de junio

Primer Domingo de Adviento: 30 de noviembre

Las fiestas de Navidad (25 de diciembre),
 Epifanía del Señor (6 de enero), 
Transfiguración del Señor (6 de agosto) y Exaltación de la Santa Cruz 
(14 de septiembre) tienen fecha fija, al igual que las principales fiestas de la Virgen María: Inmaculada Concepción (8 de diciembre),
 Natividad de María (8 de septiembre), 
Maternidad Divina (1 de enero) y Asunción a los Cielos (15 de agosto). 
También es fija la solemnidad litúrgica de la Encarnación y Anunciación (25 de marzo), como acontece con todo el Santoral o fiestas de los santos.

 Síntesis esencial del Calendario Litúrgico Año 2014:

Miércoles de ceniza: 5 de marzo
Domingo de Ramos: 13 de abril
Domingo de Pascua: 20 de abril
Domingo de la Ascensión: 1 de junio
Domingo de Pentecostés: 8 de junio
Domingo de la Santísima Trinidad: 15 de junio
Domingo del Corpus Christi: 22 de junio
Primer domingo de Adviento: 30 de noviembre

Colorea el Camino con las etapas del Año Litúrgico:






Colorea el Calendario Litúrgico con 
imágenes de  Fano:




Foto: CON LA SOLEMNIDAD DE CRISTO REY FINALIZA EL AÑO LITÚRGICO

Para colorear

Sopa de Letras del Año Litúrgico:
Foto: ¿Qué es el Año Litúrgico?

La Iglesia celebra entero el misterio de Cristo, desde su nacimiento hasta su última y definitiva venida.

Se llama Año Litúrgico o año cristiano al tiempo que media entre las primeras vísperas de Adviento y la hora nona de la última semana del tiempo ordinario, durante el cual la Iglesia celebra el entero misterio de Cristo, desde su nacimiento hasta su última y definitiva venida, llamada la Parusía. Por tanto, el año litúrgico es una realidad salvífica, es decir, recorriéndolo con fe y amor, Dios sale a nuestro paso ofreciéndonos la salvación a través de su Hijo Jesucristo, único Mediador entre Dios y los hombres. 

El Año Litúrgico tiene dos funciones o finalidades:

a)Una finalidad catequética: quiere enseñarnos los varios misterios de Cristo: Navidad, Epifanía, Muerte, Resurrección, Ascensión, etc. El año litúrgico celebra el misterio de la salvación en las sucesivas etapas del misterio del amor de Dios, cumplido en Cristo.

b) Una finalidad salvífica: es decir, en cada momento del año litúrgico se nos otorga la gracia especifica de ese misterio que vivimos: la gracia de la esperanza cristiana y la conversión del corazón para el Adviento; la gracia del gozo íntimo de la salvación en la Navidad; la gracia de la penitencia y la conversión en la Cuaresma; el triunfo de Cristo sobre el pecado y la muerte en la Pascua; el coraje y la valentía el día de Pentecostés para salir a evangelizar, la gracia de la esperanza serena, de la honestidad en la vida de cada día y la donación al prójimo en el Tiempo Ordinario, etc. Nos apropiamos los frutos que nos trae aquí y ahora Cristo para nuestra salvación y progreso en la santidad y nos prepara para su venida gloriosa o Parusía.

En lenguaje más simple: el Año Litúrgico honra religiosamente los aniversarios de los hechos históricos de nuestra salvación, ofrecidos por Dios, para actualizarlos y convertirlos, bajo la acción del Espíritu Santo, en fuente de gracia divina, aliento y fuerza para nosotros:

En Navidad Se conmemora el nacimiento de Jesús en la Iglesia, en el mundo y en nuestro corazón, trayéndonos una vez más la salvación, la paz, el amor que trajo hace más de dos mil años. Nos apropiamos de los mismos efectos salvíficos, en la fe y desde la fe. Basta tener el alma bien limpia y purificada, como nos recomendaba san Juan Bautista durante el Adviento. 

En la Pascua Se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús, sacándonos de las tinieblas del pecado a la claridad de la luz. Y nosotros mismos morimos junto con Él, para resucitar a una nueva vida, llena de entusiasmo y gozo, de fe y confianza, comprometida en el apostolado. 

En Pentecostés Se conmemora la venida del Espíritu Santo, para santificar, guiar y fortalecer a su Iglesia y a cada uno de nosotros. Vuelva a renovar en nosotros el ansia misionera y nos lanza a llevar el mensaje de Cristo con la valentía y arrojo de los primeros apóstoles y discípulos de Jesús. 

Gracias al Año Litúrgico, las aguas de la redención nos cubren, nos limpian, nos refrescan, nos sanan, nos curan, aquí y ahora. Continuamente nos estamos bañando en las fuentes de la salvación. Y esto se logra a través de los sacramentos. Es en ellos donde celebramos y actualizamos el misterio de Cristo. Los sacramentos son los canales, a través de los cuales Dios nos da a sorber el agua viva y refrescante de la salvación que brota del costado abierto de Cristo. 

Podemos decir en verdad que cada día, cada semana, cada mes vienen santificados con las celebraciones del Año Litúrgico. De esta manera los días y meses de un cristiano no pueden ser tristes, monótonos, anodinos, como si no pasara nada. Al contrario, cada día pasa la corriente de agua viva que mana del costado abierto del Salvador. Quien se acerca y bebe, recibe la salvación y la vida divina, y la alegría y el júbilo de la verdadera liberación interior. 

Fuente: Pbro.Antonio Rivero para Catholic net
Foto: CON LA SOLEMNIDAD DE CRISTO REY FINALIZA EL AÑO LITÚRGICO

El año litúrgico es como una escalera de caracol:  caminamos dando círculos y volvemos a vivir lo mismo, pero cada vez lo hacemos de forma más elevada, más alto. Que este año caminemos hacia lo alto y juntos.
Foto: CON LA SOLEMNIDAD DE CRISTO REY FINALIZA EL AÑO LITÚRGICO

El Año Litúrgico es la celebración - actualización del misterio de Cristo en el Tiempo; es decir, la celebración y actualización de las etapas más importantes del desarrollo del plan de salvación de Dios para el hombre. 

Es un camino de fe que nos mete progresivamente en el misterio de la salvación; que los cristianos recorremos para realizar en nosotros este plan divino de amor que apunta a que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad (1 Tm 2,4). Quien ha estudiado la historia de salvación, comprenderá la importancia del Año Litúrgico en su caminar hacia el Padre. 

El eje sobre el cual se mueve el Año Litúrgico es la Pascua. Por lo tanto la principal finalidad consiste en acompañar gradualmente al hombre hacia una conformación auténtica de Cristo, muerto y resucitado.

El Año Litúrgico no puede ser un calendario de fechas que se recuerdan con cierta solemnidad, sino un camino de fe; camino que se ha de recorren como en "espiral", creciendo en la fe cada año, con cada acontecimiento celebrado; creciendo en el amor a Dios y a los hermanos; creciendo en seguir y parecerse cada vez más a Cristo hasta llegar a configurarse con Él, -el hombre perfecto-.

Tiempos fuertes: Este itinerario de fe, que acompaña en forma progresiva al cristiano hacia la vivencia auténtica de Cristo, tiene varias etapas:

1. Una preparación en el Adviento, como tiempo de despertar en la fe en vista del encuentro con el Señor.

2. Una aceptación de Jesús Salvador en la Navidad y mayor conocimiento de Él, mediante el estudio y la meditación.

3. Una purificación personal durante la Cuaresma para llegar a la vivencia pascual de Cristo Muerto y Resucitado.

El vértice de todo es la Pascua, con el gran triduo de la Vigilia Pascual, que mete al hombre en el misterio principal de nuestra Redención: la Resurrección de Jesús.

La celebración de la Pascua dura cincuenta días, precedida por cuarenta días de preparación, -cuaresma- terminando con la efusión del Espíritu Santo en la fiesta de Pentecostés.

Estos son los llamados "tiempos fuertes" del Año Litúrgico. Además hay otras treinta y cuatro semanas que constituyen el llamado Tiempo Ordinario o Común. En este tiempo no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo, sino que se procura profundizar el sentido del conjunto de la Historia de Salvación, sobre todo a través de una contemplación continua y fundamentalmente cronológica del mensaje bíblico vivido en su desarrollo progresivo.

5 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla! . Dios premia el esfuerzo.
    Has llegado a un momento determinado que debes seguir por ese camino. Se ve que la gente está necesitada de que les indiquen donde está el material. A veces es la ley de mínimo esfuerzo y no buscan. Prcura poner siempre alguna idea tuya y fírmala, porque también tienes ideas propias, que-no lo dudes- serán muy arovechables para los catequistas. Y aquello que te vaya bien a ti compártelo como experientado. ¡Adelante, amiga mía!; Que el sol no se puede ocultar y tiene que dar calor. "O Sol xa saiu"

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué estupendo! los felicito queridos hermanitos por este gran esfuerzo que hacen por brindarnos su apoyo es un material dnamico para que nuestros niños puedan aprender sobre las verdadedes de la historia de la salvación de verdad me va ayudar a poder utilizarlos en mis clase con mis estudiantes.
    Gracias de corazón y mil bendiciones hoy y siempre
    Reciban un abrazo cordial
    Maria Garcés Choinchay

    ResponderEliminar
  3. Hola como puedo compartir material que yo he hecho me gustaria ayudar a enriquecer el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Nuestro correo es: brasanar@hotmail.es

      Eliminar
  4. Excelente material, muchisimas gracias! Que Dios te llene de bendiciones!

    ResponderEliminar

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...