domingo, 28 de junio de 2015

Recursos Catequesis San Pelayo Mártir

Pelayo nació en Albeos (ESPAÑA), en el año 911 o 912. Era la época en que España estaba dominada por los musulmanes.

El tío de Pelayo era el Obispo de Tui, y por ser Obispo cristiano fue tomado prisionero. Para sacar al Obispo de prisión entregaron a Pelayo, su sobrino que apenas tenía unos 10 u 11 años, como rehén para que fuera un rescate provisional hasta que el Obispo juntaba el oro suficiente para pagar el rescate.
Eso no sucedió, ya que el obispo enfermó y murió antes de lograr su propósito. Nadie se encargó de pagar el rescate de Pelayo, por lo que le tocó vivir allí varios años como un prisionero más.

En la prisión se destacó por su juventud, su inteligencia, su buena conducta y benevolencia. Tanto así que el "Califa" (rey) lo mandó llamar, e intentó sacarlo de prisión si abandonaba su fe cristiana y sus costumbres. Pero Pelayo se negó a renunciar a la fe cristiana y a cualquier otra cosa.

El Califa no se anduvo con contemplaciones y Pelayo pagó su fidelidad a Cristo con la muerte, el 26 de junio de 925, con 13 o 14 años de edad, en Córdoba, en la región hispánica de Andalucía. La tradición dice que se le condenó a morir siendo desgarrada su carne con tenazas.

Su cuerpo fue trasladado a León, y más tarde a Oviedo, donde se encuentra actualmente.

Fuente: dibujosparacatequesis

miércoles, 24 de junio de 2015

Dibujo para colorear: ¡Feliz verano con Jesús!


Fuente: educarconjesus

Recursos Catequesis Nacimiento de San Juan Bautista




Fuente: elrincondelasmelli

Colorea y lee la historia de San Juan Bautista:



Fuente: Enviada por Hno. Roque Miguel Vernaz, hermano religioso de la Congregacion de los Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey perteneciente a la arquidiócesis de Rosario, en Argentina.


Colorea el nacimiento de San Juan Bautista:


Fuente: facebook catequesis para niños





A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban.


A los ocho días fueron a circuncidar al niño, y lo llamaban Zacarías, como a su padre. La madre intervino diciendo: "No, se va a llamar Juan". Le replicaron: "Ninguno de tus parientes se llama así".


Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. El pidió una tablilla y escribió: "Juan es su nombre".
Todos se quedaron extrañados. Inmediatamente se le soltó la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios. Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea.
Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo "¿Que va a ser este niño?" Porque la mano del Señor estaba con él. El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel.


Fuente: ensinanzaere.blogspot.com

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...