miércoles, 10 de octubre de 2012

Conocemos la vestimenta de un sacerdote




Fuente: elrincondelasmelli


Vestimenta litúrgica del sacerdote.

Alba: Es una túnica blanca que cubre todo el cuerpo hasta los pies. La usa el sacerdote en todas las celebraciones litúrgicas y muchas veces la utilizan también los que ayudan. Con ella se simboliza que se está al servicio de Dios en las cosas del altar.

Cíngulo: Es un cordón blanco que se sujeta a manera de cinturón sobre el alba y significa que quien sirve a Dios está atado a Jesús.

Estola: Es una tira delgada de género que se coloca alrededor del cuello sobre el alba. Es de diversos colores según el tiempo litúrgico que corresponda (blanco, rojo, morado, verde). Significa el poder que Jesús dio a los sacerdotes para hacer las mismas cosas que él hacía.

Casulla: Es un manto en forma de poncho que cubre al sacerdote cada vez que celebra la misa. La casulla simboliza a Cristo. El sacerdote se viste de Cristo para realizar lo mismo que el hizo en la última. También hay varios colores de casulla como la estola.


* Colorea la vestimenta de los sacerdotes:


Alba:
Tiene un sentido bautismal. La pureza del alma lavada por el bautismo. 


 Ámito:
 Defensa contra las tentaciones diabólicas y la moderación de las palabras.


Casulla:
La vestidura exterior del sacerdote, por encima del alba y la estola, a modo de capa. El color cambia según la liturgia. Los colores litúrgicos son verde, blanco, rojo, morado.
Cíngulo:
Cordón con que se ciñe al alba. Simboliza la castidad.


Estola:
Es una banda normalmente larga y estrecha. Obispos y sacerdotes la llevan sobre el alba, colgando del cuello hacia el frente y sostenida por el cíngulo. Los diáconos la visten sobre el hombro izquierdo y la fijan a la derecha de la cintura. Generalmente es del mismo color que la casulla. Simboliza la autoridad sacerdotal.


* Colorea con los colores litúrgicos:




* Viste al sacerdote con el color correspondiente según la Fiesta o Tiempo Litúrgico:


* ¿Cuándo se emplea cada color litúrgico?
  • El color morado: Se usa cuando estamos preparando una gran fiesta. Este color nos recuerda que debemos tener listo el corazón para recibir Jesús. Indica que nos debemos quitar de nosotros todo lo que no es bueno para prepararnos a la fiesta de Dios con nosotros.

  • El color morado se usa antes de la fiesta de Navidad, es decir, en el tiempo de Adviento

  • También se usa antes de la fiesta de Pascua, es decir, en el tiempo de Cuaresma y se usa en las misas que se celebran por los difuntos

  • El color blanco: Se usa durante las fiestas más importantes: Navidad y Pascua para celebrar la fiesta de que Jesús nació y que Jesús resucitó. Además se usa en las festividades de la Virgen María.

  • El color verde: Se usa después de una fiesta. Es lo que en la Iglesia se conoce como tiempo ordinario, es decir que no estamos preparando una fiesta ni estamos en la fiesta.

  • El color rojo: Se usa en una fiesta muy especial, la fiesta de Pentecostés, es decir, la fiesta de la venida del Espíritu Santo

  • También se usa en la Misa del Domingo de Ramos para manifestar el triunfo de Jesús (entrada triunfal a Jerusalén)

  • Además se usa en la celebración del Viernes Santo y en las misas de los mártires
    Resumiendo: 
    Blanco: Fiestas de Nuestro Señor Jesucristo, María Santísima, santos no mártires. Símbolo de gloria, alegría, inocencia, pureza del alma.

    Rojo: Pentecostés, Espíritu Santo, Fiestas de Apóstoles y mártires. Significa fuego de la caridad y sangre derramada por Cristo.

    Verde: Ordinario del año. Significa esperanza.

    Morado: Adviento y Cuaresma, Signo de humildad y penitencia.

    Rosado: Tercer domingo de Adviento: alegría, amor.

    En algunos lugares: Azul: Inmaculada Concepción.

3 comentarios:

  1. q interesante , esta completo y ayuda a entender

    ResponderEliminar
  2. ¿Es válido que un catequista use la vestimenta litúrgica para ponérsela a un niño delante de sus compañeros e ir explicando el significado de cada una de las partes que la componen?

    ResponderEliminar
  3. No solo me parece válido sino aplaudible. Así los niños o quienes vean la explicación, se darán cuenta de lo importante del significado de las vestiduras litúrgicas y las apreciarán cada vez mejor, para que nunca las ridiculicen, como los que se visten con esas vestiduras para salir en carnaval,
    Las cosas santas se han de usar santamente, dice un refrán muy antiguo. Por eso cuando se quiere injuriar a los católicos, lo hacen a través de disfrazarse de personajes sagrados, para ridiculizar la religión.
    Que los niños lo aprendan y que solo para los actos litúrgicos y los medios de formación, incluso en comedias parroquiales.
    Ese es mi parecer y bendigo a los catequistas que así lo enseñen y propaguen. Javier Olivares

    ResponderEliminar

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...