domingo, 17 de mayo de 2015

Recursos Catequesis Dones del Espíritu Santo













Tarjeta con Espíritu Santo plegado:

Lo que necesitamos...

Cartulina de colores (base de la tarjeta, base de la flor), papel de fotocopia de color (para la paloma: en este caso es celeste suave, pero puede ser de otro color), papel vegetal o papel de calcar (para la flor), papel aluminio de cocina (centro de la flor), pegamento, tijera, lápiz negro. Marcadores de colores para los adornos de la paloma (son a elección) en este caso usamos: rojo, amarillo, negro, celeste y rosado.   

Cómo lo hacemos...

1. Marcamos los moldes con lápiz negro sobre la cartulina o sobre el papel de fotocopia según corresponda y recortamos.
2. Doblamos las alas de la paloma hacia adelante según lo indica el molde.
3. Dibujamos la llama dentro de la paloma con marcadores de colores (en este caso: amarillo, rojo y celeste).
4. Completamos la paloma con los marcadores de colores.
5. Pegamos la paloma por el centro dejando las alas y la cola libre.
6. Pegamos la flor. 

La flor

Ponemos pegamento solamente en el CENTRO de la flor hecha con cartulina. Sobre ella pegamos la de papel vegetal o de calcar. 
*ANTES DE PEGARLAS... No olvides DOBLAR cada uno de los pétalos de la flor de papel vegetal (ver molde) para que los pétalos se levanten* 
Hacer una bolita con papel aluminio y pegarla en el centro de la flor.
Para ver más modelos de flores consultar la ETIQUETA "FLORES" en este blog.

MOLDES

Dones del Espíritu Santo (señaladores o tarjetas)

Puede ser usado como señalador, tarjeta o simplemente como adorno en alguna velada o vigilia si se amplían los moldes de la paloma.

Algunas pistas para el armado...

1. Se utiliza cartulina de colores (también se puede usar un color diferente para diferenciar cada uno de los dones)
2. La base de la tarjeta se ajustará al tamaño de la paloma (si es más grande la paloma, será más grande la base del señalador)
3. La paloma lleva dos colores: Uno, para la paloma en sí; otro para el halo que realizaremos con un compás ajustándolo al tamaño adecuado.
4. Una vez marcado el molde de la paloma con lápiz negro sobre la cartulina de color, se recorta.
5. Las alas se doblan (ver línea de puntos en el molde) y luego se dibujan las plumas con marcadores de colores (ver molde) a gusto de cada uno. Luego se pega el halo por detrás de la cabeza.



Fuente: elrincondelasmelli

 
El Espíritu Santo nos inspira (Mateo 10, 19 ss; Juan 3, 8), nos enseña (Juan 14, 26), nos guía (Juan 16, 13), nos consuela (Juan 14, 16), nos santifica (Romanos 15, 16), nos vivifica (Romanos 8, 11). Por eso nuestro Señor Jesús lo llama “otro Paráclito” (Juan 14, 16), palabra griega que significa literalmente “aquél que es invocado” y, por lo tanto, abogado, mediador, defensor, consolador.

El abogado defensor es aquel que, poniéndose de parte de los que son culpables debido a sus pecados, los defiende del castigo merecido, los salva del peligro de perder la vida y la salvación eterna. Esto es lo que ha realizado Cristo, y el Espíritu Santo es llamado “otro paráclito” porque continúa haciendo operante la redención con la que Cristo nos ha librado del pecado y de la muerte eterna.

La Iglesia nos invita de muchas maneras a preparar nuestra alma a la acción del Espíritu Santo. En el Catecismo nos da la relación de estos maravillosos dones:








Os invito a que entréis en el blog de nuestra parroquia vecina de Baiona, D. Javier ha editado hoy una entrada muy completa, de la cual he extraído este pequeño resumen. Ahí encontraréis una catequesis muy enriquecedora para que aprendamos, para que interioricemos el significado de Pentecostés, de los Siete Dones del Espíritu Santo. Os animo a que entréis porque está muy trabajada y os puede aportar mucho a vuestra formación.  Haz click en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...